Home / Administración de la Granja / 10 Cosas Que Necesitas Saber Sobre Las Nuevas Tecnologías Tolerantes A Los Herbicidas
agriculture

10 Cosas Que Necesitas Saber Sobre Las Nuevas Tecnologías Tolerantes A Los Herbicidas

Mike Owen cautivó la atención de su audiencia mientras desvelaba varios productos y estrategias para el control de maleza para el 2016 y años futuros. Poco después llegó la pregunta clave del especialista en maleza de la Iowa State University (ISU):

“¿Cuántos de vosotros pensáis que los nuevos cultivos tolerantes al herbicida y los adecuados herbicidas ayudarán a solucionar los problemas de la maleza resistente a los herbicidas?”

La respuesta fue un silencio sepulcral acompañado de miradas hacia el suelo de un público repleto de agrónomos y consultores de cultivo que acudieron a la Conferencia de Gestión Integrada de Cultivo del ISU del mes pasado. Esto dice mucho sobre cómo deberían afrontar en el futuro los granjeros la gestión de maleza en campos de maíz y soja. Existen algunos nuevos sistemas de herbicidas tolerantes a punto de aparecer en el mercado. Dos de ellos están inicialmente previstos para el 2016.

  • Dow AgroSciences’s Enlist Weed Control System ofrece tolerancia de herbicidas para el 2,4-D colina y glifosato utilizados en los campos de maíz y soja.
  • Monsanto’s Roundup Ready Xtend Crop System incluye tolerancia al glifosato y a la dicamba para cultivos, incluyendo los de soja.

A continuación, tenemos dos sistemas tolerantes a los herbicidas que se prevé que lleguen al mercado más tarde durante esta década.

  • The Balance Bean GT Soybean Performance System de Bayer CropScience, MS Technologies, y Mertec LLC está previsto que salga al mercado en el 2017, estando pendiente de su aprobación regulatoria. Cuenta tanto con tolerancia al glifosato como con un herbicida basado en el isoxaflutol (inhibidor del HPPD), del tipo del Balance Flexx para el maíz. El herbicida del sistema se llamará Balance Bean.
  • Un trabajo en equipo de Bayer y Syngenta ofrecerá tolerancia al isoxaflutol y la mesotriona en campos de soja. La mesotriona es otro inhibidor HPPD que se está utilizando hoy en día en el herbicida para maíz Callisto. Se espera que este producto aparezca en el mercado más tarde durante esta década.

En caso de ser utilizados correctamente, Owen cree que estos nuevos sistemas tolerantes al herbicida encajarán bien en los programas de gestión de maleza.

“¿Solucionarán el problema?” pregunta Owen. “Claro que no.”

Primero, son necesarias maneras de detener la maleza resistente a los herbicidas. “Tenemos que reducir las densidades de maleza,” declara Kevin Bradley, especialista en maleza de la University of Missouri (MU).

Y lo más importante, tienen que compensarse mediante ellos solos. “El retorno y el coste dictarán lo que hay que hacer,” comenta Joe Primus, agricultor que trabaja el campo junto a su padre cerca de Steamboat Rock, Iowa. Los costes no se conocerán hasta que los reguladores federales aprueben los nuevos sistemas tolerantes a herbicidas, pero para él este factor jugará un papel crucial en su acogida.

A continuación tenemos información sobre los nuevos sistemas tolerantes a herbicidas y los pasos que tendrás que dar para gestionar la maleza en el futuro.

  1. ¿Qué pasa con Enlist Duo?
    Un viaje a Tennessee en 2010 para recoger un tractor fue la chispa que abrió los ojos a Todd Hanten, natural de Goodwin, Dakota del Sur. Fue entonces cuando descubrió que el amaranto de Palmer estaba dañando la producción de soja de dicho estado.

En 2011, Larry Steckel, especialista en maleza de la University of Tennessee, calculó que la maleza resistente al glifosato como el amaranto de Palmer le estaba constando a los agricultores de soja de Tennessee 120 millones de dólares anualmente.

“Me sentí asustado, era una sensación muy desagradable,” declara Hanten. “No me podía creer que las infestaciones de amaranto de Palmer fuesen tan graves. Esa maleza será difícil de controlar sin las nuevas tecnologías de control de maleza.”

Esto podría tardar un tiempo en ocurrir. Dow AgroSciences estaba listo para lanzar su nuevo Sistema de Control de Maleza Enlist este año una vez que China le adjudicase la aprobación de importación. Sin embargo, a finales de noviembre, el EPA solicitó a la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito que rechazase el registro de Enlist Duo, el componente herbicida del sistema Enlist.

La EPA, citada anteriormente, está preocupada sobre la potencial sinergia entre el 2,4-D colina y el glifosato que podría tener un impacto negativo sobre las plantas en peligro de extinción. El EPA declaró que dichas quejas fueron hechas en relación a las aplicaciones de patente del Enlist Duo. Los oficiales de Dow aseguran que esto ocurrió con una aplicación de patente no relacionada con el producto que se registró finalmente.

La nueva información podría hacer que el EPA adoptase nuevas restricciones para usar el Enlist Duo, pero que permitiese su uso. Bajo términos del registro inicial, era necesario dejar un margen de 30 pies entre el campo a aplicar el Enlist y la zona de los alrededores. Es posible que esta zona de margen se ajuste para evitar el impacto en las plantas adyacentes y en peligro de extinción, de acuerdo con las declaraciones del EPA. Los oficiales del Dow afirman que están cooperando con el EPA y siguen siendo optimistas pensando en un posible lanzamiento del Enlist en 2016.

Basándose en el paquete de datos Dow enviado al EPA, Owen cree que existen medidas de seguridad para evitar daños en las plantas cercanas al límite en peligro de extinción. Aun así, el lanzamiento completo a escala comercial de Enlist, todavía podría tardar un tiempo en ocurrir.

“Podría ser un proceso muy largo judicialmente,” destaca Owen.

  1. El otro potencial lanzamiento del 2016
    El otro sistema tolerante a herbicidas previsto para 2016, pendiente de la aprobación reguladora de su componente herbicida es Monsanto’s Roundup Ready Xtend Crop System. Combina la soja Roundup Ready 2 Xtend con la tolerancia al glifosato y la nueva fórmula de dicamba. Los herbicidas de Monsanto para este sistema incluyen el Roundup Xtend, una mezcla de glifosato y dicamba. Roundup XtendiMax es una fórmula independiente de dicamba. El Engenia BASF herbicida es otro herbicida de dicamba que puede ser utilizando en el Roundup Ready Xtend Crop System.
  2. Las nuevas fórmulas de 2,4-D y Dicamba funcionan
    Tus padres o abuelos se acordaran de cuando cubrían las plantas de tomate de su jardín cuando auxinas sintéticas como el 2,4-D se aplicaban cerca de ellas. La aplicación fuera de su objetivo siempre ha sido la desventaja del 2,4-D y dicamba.

Aun así, las nuevas fórmulas funcionan muy bien a la hora de reducir ese potencial de aplicación fuera del objetivo. Los oficiales de Dow declaran que el herbicida del Enlist Duo que contiene 2,4-D colina tiene una reducción de volatilidad del 87% y 96% comparándolo con las existentes fórmulas de 2,4-D amina y 2,4-D éster, respectivamente. Además, el Enlist Duo reduce el potencial de deriva un 90% cuando lo comparamos con fórmulas más antiguas de 2,4-D aplicadas con mangueras de bajo potencial de deriva, declaran los oficiales de Dow.

“Me quedé impresionado con el Enlist Duo,” dice Hanten. “Tenía soja no tolerante al 2,4-D plantada cerca del maíz Enlist en 2015, y no tuve que enfrentarme a ningún tipo de deriva.”

Ahora bien, los oficiales del BASF declaran que el herbicida Engenia de dicamba tiene poca volatilidad. Los oficiales de Monsanto añaden que sus fórmulas de dicamba contienen la exclusiva tecnología VaporGrip, que reduce la volatilidad del dicamba cuando la comparamos con el resto de fórmulas existentes del dicamba. “Me han convencido totalmente,” añade Bradley del MU.

Todo herbicida puede derivarse, cuando se dan ciertas condiciones meteorológicas, aclara Bradley. Hay que seguir las instrucciones de rociado del herbicida siempre que sea posible. También se deben utilizar las mangueras de bajo potencial de deriva indicadas en las instrucciones. Es recomendable rociarlo lejos de cultivos sensibles a este producto.

“Cuando rocías algo y existe un viento de 30-mph, se dispersará,” explica Aaron Hager, especialista en maleza de la University of Illinois.

Recordemos esto, ya que. . .

 

  1. Los rangos de rociado son exactos, muy exactos
    Una velocidad de viento entre las 3 y 10 millas es la ideal a la hora de rociar herbicidas, comenta Mark Hanna, ingeniero agrícola del ISU. El potencial de dispersión aumenta potencialmente con vientos por encima de las 10 mph. Cuando el viento es inferior a las 3 mph, también puede activar el movimiento mediante la volatilidad.

El problema es que el rango es mucho más exacto de lo que pensamos.

Jason Norsworthy, especialista en maleza de la University of Arkansas, analizó los registros meteorológicos de la Junta de Plantas del Estado de Arkansas del 2010-2012 en el Condado de Mississippi al noroeste de Arkansas.

Examinó periodos de cinco minutos desde las 7 a.m. hasta las 7 p.m. Cuando el viento no excedía las 10 mph pero superaba las 3 mph.

Aunque solamente se analizó una parte de Arkansas, los mismos estrictos rangos se aplican en casi todos los sitios.

Es por eso que cuando las condiciones son las necesarias, tenemos que estar listo para rociar, ya que. . .

  1. La maleza crece con rapidez
    En 1993, los científicos en maleza del ISU, Andrew C. Seibert y R. Brent Pearce, publicaron un artículo en Weed Science que afirmaba que el rudis puede crecer una pulgada al día. Si las instrucciones del herbicida indican que el rudis debe mantenerse a 4 pulgadas de altura, un retraso de unos pocos días puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

“Tenemos que ser agresivos con las aplicaciones,” declara Bill Johnson, especialista en maleza de la Purdue University. “Si descubres que tienes un problema por la mañana, tendrás que estar listo para rociar por la tarde. Así de rápido crece el rudis.”

 

  1. Los herbicidas de preemergencia proporcionan tiempo
    Una manera de controlar la maleza que crece con rapidez es aplicar un herbicida de preemergencia residual.

Joe y Rollin Primus han aplicado herbicidas de preemergencia para la soja como Zidua y Fierce. “Controlan la maleza bastante bien,” afirma Joe.

Esto proporciona tiempo al cultivo hasta que se pueda paliar y reducir la presión de maleza para aplicar el herbicida de post-emergencia. Los mejores resultados de estos se ven después de 45 a 60 días. Aun así, merecen la pena.

“Hubo una diferencia como de la noche al día entre los agricultores que utilizaron herbicidas residuales en la soja el año pasado y los que no lo utilizaron,” declara Dave Phelps, un especialista en innovación del BASF. “Los agricultores que no utilizaron residuales tuvieron desastrosos niveles de maleza como puede ser el rudis, planta que parece que no podemos controlar.”

  1. Emparejar los herbicidas con las prácticas culturales
    ¿Tu cosechadora de hileras de 30 pulgadas está a punto de jubilarse? Una cosechadora de hilera estrecha puede crear un cultivo más adecuado que evitará la aparición de tanta maleza.

Lo mismo ocurre si incorporas un cultivo como el trigo en tu rotación de cultivos. Esto puede eliminar a la maleza que está acostumbrada al equilibrio del cultivo por hileras.

Luego están dichos grupos de maleza que aparecen en los campos al final de la temporada. Si puedes, elimínalos antes de la cosecha. Podrían ser resistentes a los herbicidas.

“Esos pequeños parches de maleza pueden pasarse por alto por la cosechadora y serán más grandes el próximo año,” afirma Owen. “Al final de la cosecha, hay que asegurarse de pasar por encima de ellos para que la maleza no se extienda por el resto del campo.”

 

  1. Mézclalos
    Se debe aplicar en maleza de 4 pulgadas o menor. Hay que aplicar un residual de preemergencia antes del herbicida de post-emergencia.

Hay varios pasos que el BASF recomienda para Engenia, su nueva fórmula del dicamba para el Monsanto’s Roundup Ready Xtend Crop System. Sin embargo, dichas recomendaciones se pueden aplicar para cualquier herbicida post-emergencia.

“No queremos repetir los errores del pasado,” afirma Chad Brommer, gestor de marketing técnico de BASF Engenia.

Los ratios de podado, el retrasar las aplicaciones de post-emergencia y obviar los herbicidas residuales son los motivos por lo que la maleza resistente a los herbicidas aparece. El seguir las instrucciones puede evitar este problema.

  1. El inhibidor PPO es la nueva resistencia
    Cuando hablamos de resistencia de maleza, el inhibidor ALS y el glifosato son cosa del pasado si lo comparamos con la resistencia el inhibidor PPO.

“Eso es lo que estoy viendo todo el tiempo,” comenta Johnson.  Al igual que ocurre con otros herbicidas, la resistencia se desarrolla después de repetidas aplicaciones de inhibidores PPO.

Los herbicidas inhibidores de PPO como el Flexstar y el Cobra siguen siendo herramientas excelentes. Aun así, una repetida aplicación de los inhibidores PPO y unas poblaciones en aumento de rudis significan que la resistencia de la maleza irá a peor. Bob Hartzler, un científico en maleza de la ISU, calcula que el rudis resiste una aplicación más de herbicida por cada 3,7 años que pasan.

“Nos estamos quedando sin recursos poco a poco,” comenta Owen.

  1. Nada totalmente nuevo está en camino
    Cada año, representantes de ventas de compañías de químicos agrícolas destacan las virtudes de los nuevos herbicidas para el maíz y la soja.

Pero una vez que entramos a analizarlos a fondo, nos damos cuenta de que simplemente son nuevas fórmulas de combinaciones de herbicidas ya existentes. Los últimos verdaderos herbicidas para el maíz y la soja fueron los inhibidores HPPD que aparecieron hace unos 20 años.

“Todos esos tipos de aplicaciones tienen resistencia en las poblaciones de maleza,” argumenta Owen. “Incluso si se descubriese uno nuevo y se tuviese el capital necesario para producirlo y cumpliese con todos los trámites reguladores, harían falta al menos 10 años antes de estar disponible en el mercado.”

Ninguna compañía de químicos agrícola ha anunciado un herbicida para maíz o soja totalmente nuevo que vaya a aparecer pronto en el mercado.

Esto no significa que las nuevas premisas y formulaciones de herbicidas sean inútiles. Lo que significa es que no son la única respuesta a tus problemas de maleza. Lo mismo ocurre con todos los sistemas de control de herbicidas de maleza tolerantes que saldrán en el futuro. Por lo tanto, el control de la maleza mediante las prácticas culturales sigue siendo igual de importante.

“Los herbicidas no resolverán este problema por ellos mismos,” declara Owen. “Son buenas herramientas hasta cierto punto, pero no resolverán el problema de la maleza resistente.”


10 Cosas Que Necesitas Saber Sobre Las Nuevas Tecnologías Tolerantes A Los Herbicidas обновлено: Febrero 10, 2016 автором: admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*