Home / Administración de la Granja / Cómo las Sequías Pueden Incrementar el Uso del Riego de Tasa Variable

Cómo las Sequías Pueden Incrementar el Uso del Riego de Tasa Variable

Al igual que el fertilizador y las semillas hacen, las sequías también pueden incrementar el uso de riego de tasa variable. Hoy en día, la agricultura efectiva se ha centrado en ahorrar costes y en maximizar la producción. Esto ha llevado a maximizar el rendimiento de los elementos claves para el cultivo, como lo son los fertilizantes y las semillas. Sin embargo, el agua es el recurso más importante a la hora del crecimiento y desarrollo de los cultivos.

Sin embargo, muchos de los grandes productos agricultores no se han dado cuenta al completo de la importancia del riego de tasa variable, y menos aún, lo han aceptado por completo. Sin embargo, existe la esperanza de que lo hagan pronto debido a los muchos beneficios que esta tecnología puede aportarles. Esto es debido a que el conseguir agua está empezando a ser caro y estamos experimentando un incremento de las sequías en todo el país.

De hecho, existen algunas regiones en estados como Oklahoma y Kansas en los cuales están experimentando problemas serios en la cosecha de grano debido a una persistente sequía. En otros lugares como Nebraska, un gran número de distritos de riego han dado un paso adelante y han impuesto cuotas de cantidad de agua anual que pueden usar para regar un cultivo en particular.

Mientras la escasez de agua continua, muchos le han echado la culpa a la agricultura. Algunos dicen que para generar cultivos hacen falta grandes cantidades de agua. Algunas publicaciones muy fiables predicen un futuro muy sombrío. Por ejemplo, Los Angeles Times declara que se necesitan 21,84 galones de agua para producir una onza de la proteína que se usa en una hamburguesa de soja.

Las últimas cifras dicen que existen 55,3 millones de acres de cultivo bajo riesgo en los Estados Unidos de América. Es obvio que los diferentes tipos de granjas necesitan diferentes tipos de cantidades de agua para generar diferentes tipos de cultivos, y lo mismo ocurre con los fertilizantes y las semillas. Aquí es donde el riego de tasa variable entra en juego, haciendo que las prácticas agrícolas sean precisas y efectivas. Sin embargo, tristemente, los grandes del sector están tardando mucho en adaptar esta medida.

Una de las razones por las que la mayoría de la industria de la agricultura está tomándose mucho tiempo para adoptar esta tecnología es debido a que su aplicación todavía no está muy clara y ha generado una controversia innecesaria. Esto es debido a que la implementación de esta tecnología requiere muchos datos de campo. Además, aún teniendo toda esa información de campo, los grandes de la industria no tienen el equipamiento suficiente para la implementación de la tecnología VRI.

Otro impedimento que está haciendo que dicha valiosa tecnología no obtenga una rápida aceptación y una implementación efectiva es la alta disparidad entre la propia tecnología y la realidad agrónoma en el campo. Los vendedores y los distribuidores de la tecnología VRI no tienen los conocimientos necesarios de la estructura agrónoma que conseguiría una exitosa implementación de dicha tecnología.

Esto es todo lo que está ocurriendo a pesar que el riego de tasa variable cuenta con muchos beneficios, y no todos en relación al ahorro de agua. Esta tecnología tiene la capacidad de generar un enorme ahorro en energía, y muchos de los participantes de esta industria se están planteando pasarse a los sistemas VRI para ahorrar costes.

Sin embargo la pelota está en el tejado de los grandes de la industria y de las políticas e incentivos gubernamentales que ayudarían a facilitar todo el proceso. Esto requiere que todos los grandes tiburones y accionistas de la industria sean parte del proceso para implementar la tecnología con precisión y éxito.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*