Home / Administración de la Granja / Monitorización de Cultivos por Satélite: Control de Vegetación

Monitorización de Cultivos por Satélite: Control de Vegetación

Hoy en día, el sector agrícola muestra un creciente número de transacciones M&A que tienen éxito en términos de recaudación de fondos para sus proyectos. Da muestras de que la cantidad de compañías involucradas en el mundo agrícola podría reducirse en los próximos años, mientras que el volumen de activos de los participantes restantes iría al alza.

En términos de competitividad, es una tendencia justificada: de acuerdo a los datos estadísticos y a los informes de holdings de agricultura privada, solamente los agricultores con grandes cantidades de tierras son capaces de alcanzar un nivel de rendimiento de cultivo que por lo menos se aproxime a sus iguales a nivel europeo o global, debido mayormente a una mayor disponibilidad de financiamiento.

Los holdings agrícolas están entrando en una nueva fase de desarrollo, tienen que variar el grado de innovación en su campo, independientemente de que ahora sea uno de los más pequeños dentro de los sectores de la economía. En particular, esto generará un cultivo de la cosecha mejorado, maquinaría agrícola moderna y tecnologías de agricultura de precisión, como el monitorizado operativo por satélite de los campos de cultivo para ver importantes deterioros de la vegetación de las plantas y por lo tanto sus correspondientes medidas para evitarlos (control de vegetación).

Las características espectrales de los campos, los resultados de los análisis de textura y los cambios de brillo en los colores dinámicos se utilizan para generar índices y funciones para la evaluación y control de la cosecha. El procesado de imágenes por satélite en el rango espectral rojo e infrarrojo proporciona la oportunidad de no solamente observar los campos a tiempo real, sino que además también se puede generar una base de datos sobre la temperatura de la tierra y sobre sus cambios de condición, las lluvias y los índices de vegetación para diferentes cultivos con un horizonte de tiempo de 10 o más años.

  1. Fertilizado.  El fertilizado racional es extremadamente importante para los países cuya industria química depende de materiales brutos importados y de los altos precios del gas. En particular, este tipo de gastos de media suman un 17% de los costes totales del cultivo. Merece la pena mencionar que sin utilizar otras opciones adicionales, el sistema de monitorización por satélite permite medir de manera adecuada el nivel de nitrógeno requerido, algo importante, ya que los fertilizantes del grupo N (mayormente nitrato amónico y urea) son los tipos principales de minerales utilizados por los agricultores.

Los costes en fertilizantes se reducen más de un 10% anualmente gracias al monitorizado por satélite de los cultivos. Este ahorro en fertilizante en el caso del trigo supone 8$-40$ por hectárea.

  1. Costes salariales. De acuerdo a los resultados de nuestros estudios, cada 1.500 hectáreas de campos de cultivo necesitan tener 3-5 agrónomos contratados, cuyos salarios empiezan desde los 625$ mensuales (países en desarrollo). El monitorizado por satélite de los cultivo reduce la cantidad de agrónomos requeridos a 1-2 empleados. Los ahorros en control de vegetación en términos de optimización de empleados son de 0,5$-1$ al mes por hectárea.
  2. Costes de precisión. Debido a los métodos anticuados de determinación de los límites de campos y a la ausencia de datos operativos que concuerden con su área en términos de los cambios ocasionados por la erosión, las condiciones meteorológicas y otros factores, el coste de procesado se sobrepasa un 1-3% anualmente por hectárea de cultivo. El monitorizado de satélite de cultivos evita dicha ineficiencia.

Las imágenes de satélite de alta calidad con actualizaciones frecuentes hacen posible evitar dicho tipo de pérdidas. El coste medio del cultivo de trigo en los países en desarrollo es de 14,2$/quintal, el retorno medio es de 33,5$/quintal, y por lo tanto, debido al uso de la tecnología moderna se puede ahorrar hasta 9,4$/hectárea.

  1. Gastos en combustible. Se recomienda hacer por lo menos 7 pasos por el campo anualmente para poder controlar el desarrollo del cultivo, incluyendo el control de la vegetación. Esto requiere aproximadamente 0,4 litros de diesel (sobre 0,5 $) por hectárea. El no tener que hacer tantas visitas de los campos gracias a la tecnología de monitorizado por satélite puede ahorrarte hasta un 40% en combustible por hectárea (0,2$).
  2. Gastos en medición del nivel de nitrógeno. El coste de un análisis de laboratorio de la tierra, que se recomienda hacer por lo menos una vez que cada tres años, cuesta sobre 0,9$-1,2$ por hectárea. El monitorizado por satélite del cultivo ofrece información sobre los niveles de nitrógeno en la tierra, analizando los índices de vegetación y su desviación en un campo en particular, lo que ahorra anualmente 0,4$ por hectárea.

En los países desarrollados, el precio anual del servicio de monitorizado por satélite de los cultivos empieza desde los 1,5$ por hectárea/al año. Los factores ya listados ahorran 27$/hectárea anualmente. No es posible tener en cuenta todas las condiciones específicas para un caso en particular, pero no tengamos en cuenta que las fuentes de ahorro mencionadas arriba no incluyen el efecto directo de la tecnología: la identificación temprana de los deterioros y las medidas preventivas precisas para salvar los cultivos mientras se utiliza el monitorizado por satélite de los cultivos para el control de vegetación.

Existen proveedores de servicios privados de monitorizado por satélite de cultivos: Monitoring Agricultural Resources (Italia), Cropio (Estados Unidos/Alemania), MapExpert (Ucrania), PrecisionAgriculture (Australia), Vega (Rusia), eLeaf (Países Bajos), Astrium-Geo (Francia).

Para convertirse en cliente del servicio de monitorizado por satélite de cultivos, una compañía agrícola tiene que firmar un contrato, pagar las cuotas, enviar archivos de forma con coordenadas de GPS y un archivo de Excel con el historial de cultivo del campo.

Después de hacer esto, el director de la compañía (desde el director de un grupo a un agrónomo de un único clúster) puede monitorizar, en tiempo real, las dinámicas actuales de temperatura de la tierra, las condiciones meteorológicas, el índice de vegetación, las precipitaciones y desviaciones de desarrollo del campo, y compararlos con valores históricos utilizando cualquier ordenador o tablet. Además, los datos obtenidos pueden ser compartidos con otros miembros del personal o con los accionistas, siendo impresos o cargados en un ordenador de la maquinaría agrícola.

La cooperación a largo plazo con los agricultores sugiere que el uso de la tecnología de monitorizado por satélite de cultivos (incluyendo el control de vegetación) se está expandiendo gradualmente entre las compañías agrícolas. En nuestra opinión, este proceso se correlaciona con el incremento en prestigio, sueldo y eficiencia de trabajo de los agrónomos modernos. Otra razón es la creciente competición en los mercados de comida mundial y el incremento de los costes de los componentes de producción que están forzando a las compañías agrícolas a trabajar más eficientemente. Así que aquellos que fallen a la hora de mejorar su eficiencia, serán comprados por aquellos que tengan éxito en hacerlo.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*